Bueno, para contar una historia siempre hay que tener claro un principio y el mío viene de muy atrás; yo fui una niña gordita y con complejos, lo pasaba muy mal en el colegio por insultos, bromas de mal gusto, etc y aquello hizo que mi autoestima fuera un caos.

En la adolescencia cambie de ciudad, justo para empezar el instituto salí de Madrid a Cartagena donde casi todo el mundo se conocía del cole y claro eso a una persona insegura no le hace ningún bien, además conoces gente poco adecuada que te dicen que no tienes mas amigas por ser gorda…otra vez esa maldita palabra..y aunque hice muchas amistades también lo pasaba mal con mi cuerpo, los años pasaban y nunca me aceptaba, llegando a hacer verdaderas burradas (días y días sin comer, vomitar hasta el agua que tomaba) pues pensaba que si no entraba alimento estaría al fin delgada…grave error, perdía peso pero lo recuperaba enseguida, se me caía mucho el pelo, siempre estaba cansada y de mal humor, pero de sentirme mejor nada de nada.

 

Miriam 03A los años empecé en gimnasios, spinning, aerobic, step, hip hop y aunque si bien es cierto que esto no me acercaba a mi objetivo si me hacía por un lado sentirme mejor y controlar ese desorden, y por otro, fui adquiriendo mas seguridad, coordinación, mejora de movimientos…pero una vez más caía en errores de dietas milagrosas que con dos hojas de lechuga te mantenían alimentado toda la semana, cosa que me pasó factura, siguiendo los consejos de una nutricionista que para cenar me ponía medio tomate y 50gr de lechuga, o una tortilla con solo la clara de un huevo (estamos hablando que me sobrarían unos 8-10kgs, nunca padecí obesidad).

Empecé a notar que me pasaban cosas, me desorientaba, me costaba hacer deducciones sencillas, hasta conducir me costaba y más de una vez me perdí, era como si todo fuera a cámara lenta, y no tenía ni una gota de vitalidad, hasta en plena clase de aerobic me entraba tal sueño que no era capaz de estar despierta. Pues bien, un día de pronto me desplomé, como si alguien hubiera apagado un interruptor y me dejara sin conexión; el golpe fue tremendo sobre las rodillas y puedo dar las gracias que me pilló en casa, la explicación: mi cerebro no tenía suficiente glucosa y no había energía. Abandoné a esa dietista pero me sentía perdida; el médico se alarmó mucho cuando le conté el tipo de dieta que estaba siguiendo, desaconsejándome totalmente seguirla y que ese sueño era por tener la tensión tan sumamente baja, y que estaba expuesta a volver a sufrir otro accidente semejante.

Así que tuve que dejarla, pero claro, los malos hábitos al comer y repito, saltarse comidas pensando que así adelgazaría seguían siendo una constante.Unos años después, tras otros cuantos altibajos y seguir con clases del gym que no me hacían cambiar nada, conocí a mi pareja,(@josect007) y fue él quien me dijo: ¿has probado en lugar de dejar de comer a hacer comidas sanas cada 3 horas, controlado por un experto y a hacer pesas? Yo, equivocada, le dije que quería bajar peso no ponerme como una mula (pensamiento muy habitual entre las chicas), pero aunque le costó convencerme y tras varias crisis mías por frustración de no soportar verme tal y como estaba (no aguantaba ni mirarme al espejo) al final, me dijo: inténtalo, si no va bien dime que  me he equivocado pero date la oportunidad de intentarlo…

 

Miriam 02

Y así hice, me presentó a un gran amigo suyo, José Ángel Bretones y me llevó a la tienda donde él compra las proteínas y otros recuperadores y suplementación alimenticia, SPORTIVA CARTAGENA, allí  me hicieron esa primera foto que ahora me resulta horrorosa, me tomaron medidas, peso y con su programa de dietas y entrenamiento empecé el camino… Al principio los entrenamientos consistían en un gran tiempo dedicado al cardio y luego algo de pesas para ir cogiendo tono muscular para luego ir progresando. Me costaba mucho y tuve que cambiar la mentalidad y la idea que yo tenía de lo que se podía conseguir con las pesas. Pero eso  si, entre los dos me han hecho comprender que no tengo que estar tan pendiente del peso sino de las medidas, de la pérdida de grasa y del cambio que va dando mi cuerpo.

 

Cada día nos levantamos a las 5:45 de la mañana y a las 6:30 ya estoy en el gym, de lunes a sábado, hasta las 8 de la mañana, para hacer los entrenamientos que él me va diseñando y sigo la dieta, que es más un orden en la comida y no saltarse ninguna, (comer cada tres horas en otra época me habría parecido una barbaridad) y como podéis comprobar en las fotos el resultado es más que evidente. Es mucha gente la que me pregunta como soy capaz de levantarme tan pronto, o simplemente por qué es tan importante. Yo diré que una vez que coges un hábito es algo que sale de forma natural y el día en que no puedes dedicarle el tiempo necesario es como si te faltara algo, son modos de vida, que además, benefician mi salud.

 

Miriam 09El camino es largo y difícil pero he aprendido que para conseguir tus objetivos primero debes tener paciencia y que yo estoy solo al principio, aún me queda mucho por recorrer para conseguir lo que busco, pero si pones verdadero empeño lo lograrás (quien me iba a decir a mi que iba a ser capaz de hacer sentadillas con 65kgs a la espalda o prensa con 100, pero todo se puede conseguir y por supuesto, mejorar).

También he de decir que una vez que empiezas a conseguir resultados te animas en otras muchas cosas y llevo dos años participando en carreras, cross de corta distancia, (entre 5 y 8 kms) lo cual para mi era impensable pues siempre me veía incapaz; no hay mejor arma y terapia que la confianza en uno mismo. En este mundo hay mucha gente que cree saber mucho y ofrece consejos que no hacen bien, a las chicas se nos mete en la cabeza que no cojamos mucho peso, que es mejor muchas repeticiones y pocos kilos, no es cierto, mi último entrenamiento de dos semanas ha consistido en un ejercicio diferente cada día, durante 30’, máximas series y solo 3 repeticiones al 80% del peso total que puedo mover, terminas con unas agujetas máximas pero los cambios son increíbles, cada vez voy manejando mas peso, aguantando mejor las repeticiones y sobre todo ganando en firmeza corporal y notando como mi cuerpo se va poco a poco estilizando,todo esto lo acompaño de algo de cardio y abdominales, y los entrenamientos suelen ser de un mes, pues no es bueno que se trabaje siempre lo mismo ya que el cuerpo se acostumbra y no hay progreso.

 

Miriam 06

Es muy satisfactorio ver cada vez que llega el día de ir a pesarse y tomarse medidas, como bajas grasa, como pierdes centímetros y como eres capaz de quererte más a ti mismo y superarte cada mes, ganando incluso en vitalidad, fuerza y energía para todo.

Animo a todo el mundo a luchar por lo que quiere, a rodearse de gente que te haga bien, profesionales que te ayuden a hacer las cosas como es debido y a no perder la paciencia pues todo llega, a no creer en dietas milagrosas o en aparatos que tan solo en dos semanas te harán lucir de manera espectacular, eso son falsos mitos comerciales que lo único que hacen que te disminuya es la salud y el dinero.

Y por supuesto nunca olvides que lo más importante es:

¡¡VIDA SANA SI O SI!!

Miriam 01

Myriam Madrid

twitterinstagram

 

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies