Los gimnasios suelen estar llenos de hombres levantando pesas y haciendo crecer sus músculos. Pero las mujeres no se quedan atrás y cada vez más son conscientes de que la musculación no es solo cosa de hombres y que es una buena actividad que añadir a los ejercicios cardiovasculares habituales para conseguir moldear sus cuerpos.

 

Musculación en la mujer 01

A base de repeticiones, máquinas y tablas de ejercicios estilizan y marcan sus cuerpos, al igual que un hombre, aunque varios mitos falsos que pululan en boca de muchos consiguen que algunas mujeres seas reacias a entrar en un gimnasio y realizar una rutina de ejercicios para muscular sus cuerpos. La mayoría tienen que ver con “engordar”, “hincharse”, “crecer” o “hacerse más grandes”, además de ciertas creencias relacionadas con las hormonas femeninas y lo conveniente o no que es levantar pesas. Por ello, hoy vamos a dejar claro cuáles son los siete mitos más habituales de la musculación en las mujeres, los cuales no son ciertos. Y si no nos crees, consulta con un entrenador personal para que te aconseje sobre la musculación de las mujeres.

 

 

  1. Musculación en las mujeres = masculinidad: una gran mentira, pues las mujeres no son capaces (fisiológicamente hablando) de desarrollar la masa muscular de la misma manera que los hombres, pues para ello habría que hacerlo de un modo un tanto poco ético e incluso ilegal. Es decir, entrenar algunos días a la semana no te va a convertir en un hombre.
  2. Las mujeres no pueden entrenar como los hombres: ¿quién ha dicho esta gran mentira? Ninguna evidencia científica ha demostrado esto. Es obvio que una mujer con veinte kilos menos que un hombre levante menos peso (aunque cambiar esto es cuestión de entrenamiento), o que desarrolle una musculatura diferente; pero entrenar, entrenar como tal, puede hacerlo exactamente igual.
  3. Las mujeres tonifican: el término “tonificar” no existe al entrar en un gimnasio, pues hacer cientos de repeticiones con un peso ridículo solo sirve para perder el tiempo. Es decir, muscular conlleva estresar el músculo por fortalecerlo para así incrementar la fuerza y perder grasa. Así que, en un gimnasio, tanto hombres como mujeres entrenan y, por tanto, musculan. Y nada de coger esas pesas de plástico y de colores, sino que se puede empezar por esas de menor peso, pero de las de verdad.
  4. Las mujeres acaban por ganar volumen: otra tontería, pues en un gimnasio solo se habla de ganar masa muscular y perder grasa. No hay más, seas del género que seas.
  5. Las mujeres no deben trabajar glúteos y piernas, pues crecerán: otra vez hablando de ganar volumen, de acabar con unas piernas enormes. Más músculo significa menos grasa a largo plazo, por lo que hay que incluir todos los ejercicios en las rutinas de gimnasio. ¡Y que no falten unas buenas sentadillas!
  6. La masa muscular empuja la grasa corporal hacia fuera: otra vez viendo a las mujeres como grandes volúmenes andantes. Una vez más: no, las mujeres no van a hincharse por levantar peso, sino que ganarán musculatura y perderán grasa.
  7. Con las pesas no se pierde peso: lo más normal es que a las mujeres se les recomiende hacer solo ejercicios aeróbicos para perder peso, pero eso no es así, sino que combinar pesas y cardio es la mejor manera de bajar de peso.

 

Chicas, que nadie os diga que no podéis entrar en un gimnasio y levantar pesas como un hombre. ¿Qué tontería es esa? Además, cada cual es cada cual; incluso los hombres tienen tallas muy diferentes y cada uno tiene que seguir sus rutinas según su envergadura y sus objetivos. ¿Por qué tú no?

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies