Soy originaria de Castellón donde resido actualmente y tengo 27 años. Para mi el mundo del fitness es un estilo de vida, comienza gustándote y acabas enganchada. No es algo que puedas hacer un par de meses y luego al conseguir objetivos olvidarte, tienes que interiorizarlo y decidir que quieres llevar una vida saludable. Es cierto que cuando ya llevas muchos años las formas ya están ganadas, pero cuando decides comer limpio y entrenar es difícil cambiar eso por otro estilo de vida.

 

 

A mí nunca me había gustado el deporte, de pequeña siempre suspendía en gimnasia, para mí era terrible. No soportaba correr y sudar e incluso estuve algunos años fumando. No fue hasta los 20 años cuando comencé realmente a hacer deporte motivada por mi pareja Pedro. Casi sin darme cuenta dejé de fumar  y comencé mi andadura en el mundo del karate kyokushinkai. Desde entonces esto me ayudó muchísimo a ver que el deporte podía ser divertido y que podías aprender de él. Realmente es muy importante que lo que haces te llene y te haga crecer personalmente.

 

Pero dos años atrás por casualidades del destino se cruzó en mi camino el nombre de Michelle Lewin en mi camino. La tomé como referente, su simpatía, su naturalidad y la buena imagen que transmitía hicieron que se convirtiera en un ejemplo para mí igual que para muchas otras mujeres de este mundo. Me quedé enganchada, motivada, ilusionada.
La verdad es que nunca he sido una chica gorda, además siempre he tenido la suerte de tener buenas formas, pero ver que podía estar mucho mejor me motivó y así comencé a ver un vídeo detrás de otro y con la ayuda de personas que iba preguntando comencé sin darme cuenta a entrenar.

 

 

 

Veía vídeos y entrenaba así un día y otro.  A pesar de ello mi alimentación seguía siendo  bastante desequilibrada, no tenía ni idea del sacrificio que esto conllevaba. Poco a poco fui comprendiendo que la alimentación es una parte muy importante en este deporte y que sin una nutrición correcta no consigues los resultados que buscas.

Me dijeron unas pautas para alimentarme correctamente para poder definir mi cuerpo y así fui aumentando el sacrificio y descubriendo más este deporte, lo cual me enganchó más todavía el tener que entregar tu dedicación para conseguir objetivos.

Mi cuerpo comenzó a cambiar sin apenas darme cuenta, de pronto pase de una talla de pantalón 36/38 a una 32/34 , descubrí que mi cintura es uno de mis puntos fuertes junto con mi abdomen que sin apenas haberlo trabajado presentaba los abdominales bien formados.

 

 

 

La forma de mis glúteos comenzó a cambiar, la grasa de mi cuerpo comenzó a desaparecer y descubrí músculos y formas que apenas sabía que existían, pero todavía queda mucho camino por recorrer, apenas he dado el primer paso y ya veo cambios y ahora pienso seguir hasta el final.

La competición lo veo como una manera de ponerte objetivos para ti misma, lo cual siempre ayuda a llevar mejor el sacrificio cuando tienes una fecha o un objetivo. Tengo unas ganas impresionantes de subir a la tarima y ver que se siente al estar ahí mostrando todo el trabajo duro de tantos meses. Siempre dicen que valoras más las cosas cuando luchas por ellas y yo valoro cada esfuerzo que hago y cada alimento que me controlo.

 

 

Admiro muchísimo a las atletas que llevan años subiendo a la tarima siempre con una sonrisa y ganando títulos. Mi meta  esta temporada es participar en varios campeonatos para ir cogiendo experiencia y seguir entrenando duro cada día para poder mejorar mis formas.

A mí el deporte me ha ayudado a entender muchos valores a veces olvidados, como es el sacrificio (adoro el chocolate pero a pesar de ello me prohíbo comerlo), el esfuerzo (cada día por más frío o viento que haga salgo de la cama y me pongo a entrenar), y algo muy importante para mí que es llevar un estilo de vida saludable, apartado de malos vicios.

La verdad el mundo del deporte me ha acabado apasionando, también ayuda que mi pareja viva la misma pasión por el deporte que yo y ayuda ver que tienes a tu lado alguien que te motive en los momentos de bajón, porque los hay. Todo el mundo tiene momentos en los que piensas en rendirte o en dar un poco menos de ti, por eso he de agradecer a mi chico todo el apoyo que me brinda día a día para hacer que mis sueños se hagan realidad.

 

 

 

Hace unos meses decidí competir para chica Arnold Fighter, fue una experiencia muy positiva para mí porque a pesar de no haber ganado los representantes de Interviu se fijaron en mí y así tome la decisión de salir en la revista luchando por mi otra gran pasión que son los animales, en este caso el lobo ibérico.

 

Ahora este año he decidido competir, para ello cuento con el apoyo de María Paulette,  para mí un referente a nivel nacional y que me está ayudando mucho. Se nota cuando tienes a tu lado una profesional guiándote en los entrenamientos y en la alimentación.

 

También debo dar las gracias a mi sponsor de mallas deportivas Neysa Sport por confiar en mí desde el primer momento.

 

A todas las personas que puedan pensar que las pesas son para hombres les digo un rotundo NO, ahora soy como una embajadora del Fitness, lo adoro y eso lo expreso con la gente que hablo, animo a todo el mundo a llevar un estilo de vida saludable y superarse a si mismo cada día, porque en este deporte no compites contra los demás sino contra ti mismo.

Muchas gracias a Ten un cuerpo 10 por la oportunidad, ¡ojalá seas tú la siguiente en salir contando tus nuevos logros en este deporte!

 

 

Chloe Marco

Chloe Marco

Fitness model

 

facebook

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies