Buenas a todos los lectores de TC10, mi nombre es Ángel y aquí os dejo un cachito de mí, espero que os sirva de motivación y os anime a superaros y cumplir vuestros sueños.

Mi historia con el deporte comienza desde niño, siempre se me dieron bien los deportes en general y en seguida destaqué en fútbol, llegando a jugar en diferentes equipos con buen resultado lo que me sirvió para ganar muchos amigos además de para tener una feliz infancia. Cabe destacar que siempre fui de constitución muy delgado y era de los más bajitos de mi clase.

 

Angel 01Conforme fui creciendo y entrando en la adolescencia me volví muy inseguro, tenía múltiples complejos los cuales me granjearon muchos problemas emocionales y sinsabores, mi altura ya no era problema pues actualmente mido 1,81 cm pero no estaba nada satisfecho con lo que reflejaba en el espejo, me producía muchísimo malestar y comenzaba a ser un problema importante.

Entonces, sucedió lo que marcaría mi vida para siempre. Una noche de reyes, más concretamente la de 2005, el ser que más quería, quiero y querré, mi madre, sufrió un derrame cerebral que la tuvo luchando por su vida hasta el 21 de junio de 2006 fecha en la que falleció. Mi vida se paró ese tiempo y caí lo más hondo y bajo que se puede caer. Fue un año y medio durísimo del que aún queda una herida que nunca dejará de sangrar…

Fue entonces cuando saqué fuerzas de donde no las había y decidí que tenía que cambiar mi vida radicalmente, yo no era la persona que quería ser, y tenía que luchar por cambiarlo costase lo que costase. Entonces descubrí el gimnasio, el mundo del fitness, el culturismo. Y me refugié en el.

 

Observando fotos con la perspectiva del tiempo veo que mi condición inicial no era tan mala como pensaba, aún así mis avances los primeros años fueron torpes y lentos por mi desinformación e inexperiencia, pero cada paso que avanzaba era estímulo suficiente para seguir, quería construir mi vida, tenía sueños que cumplir y muchas barreras que superar. Había días que quería tirar la toalla, momentos de bajón muy grandes pero yo ya tenía claro que tenía que conseguirlo. Fue pasando el tiempo y mi cuerpo iba cambiando al igual que mi actitud y el entorno que me rodeaba, aquellas personas que un día me insultaban ahora sentían admiración y respeto por mí, la gente comenzaba a alabar mi físico y esto me ayudaba a superar mis miedos, complejos e inseguridades.

Cada vez aprendía más y más, a base de leer, de caer y levantarme y mi inquietud por seguir creciendo comenzó a hacerse cada vez más grande, empecé a cumplir uno a uno mis sueños y objetivos antaño marcados, superando mis expectativas en múltiples ocasiones, mi vida parecía convertirse en magia.

En esta vida todo va por rachas, y lógicamente ha habido y sigue habiendo muchas caídas, pues como siempre digo esto no ha hecho más que comenzar para mí, sé perfectamente lo que quiero y lo que no y esto me hace invencible en cierto modo, pues jamás pienso rendirme.

 

Si algo entendí en todos estos años es que el arma más poderosa es la actitud, y soportar el dolor sin quebrantarnos… darnos la oportunidad de aceptar ese sufrimiento te puede hacer más poderoso de lo que nunca te has imaginado.

Mi lema es:

No es más grande aquel que nunca falla sino el que nunca se da por vencido”.

 

Angel 05Y bien, el deporte, es ahora mi vida, me formé profesionalmente en los últimos años y actualmente llevó un año trabajando como entrenador personal, en la que está siendo la experiencia más gratificante que haya vivido (pero bueno, este capítulo da para un libro jeje). Entre mis objetivos actuales están el seguir mi formación como entrenador para ser unos de los mejores en este complicado y competitivo sector y poder vivir bien de ello. También quiero competir y llevar mi cuerpo al límite, objetivo para el que me estoy preparando ya e intentaré cumplir en 2015, en principio en la categoría de Men´s Physique, habrá que ver cómo va respondiendo mi cuerpo.

Para concluir solo quiero decir que, nada en esta vida es imposible, absolutamente nada, los límites los ponemos nosotros y yo hace tiempo dejé de ponérmelos. He vivido lo suficiente como para saber que el resultado de mis acciones viene determinado por el nivel de mi esfuerzo y que NADA es imposible porque para mí el cielo ya no es el límite.

Si lo creéis y está en vuestra mente, es posible. Sed felices y que nadie ni nada os robe vuestra felicidad.

 

 

Avatar Angel

Angel Duarte

facebooktwitterweb

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies