Si dijéramos que hoy vamos a entrevistar a una futura ganadora de Mr. Olympia en la categoría de bikini fitness PRO, seguramente nos dirían que estamos jugando a ser adivinos o que estamos locos, pero lo que podemos afirmar sin temor a equivocarnos es que hoy vamos a entrevistar a una persona que no descansará hasta que consiga ganar el Mr. Olympia en bikini.

 

¿Por qué decimos esto con tanta seguridad? Desde que seguimos (y admiramos) a Sheena Jayne Martin, nunca la hemos visto decir…” Voy a intentar hacer…”, ella siempre dice “voy a hacer… y voy a hacer todo lo necesario para conseguirlo” y, sencillamente lo hace. Los miedos y la preocupación existen, como en cualquier persona, pero todo eso queda a un lado en la lucha por sus objetivos.

Eso es lo que ella lleva haciendo desde que decidió dejar su trabajo como abogado para ser feliz y dedicarse a lo que le hacía sentirse plena, el fitness, y desde entonces ha superado un reto tras otro hasta llegar a donde hoy está, sin entrenadores, aprendiendo de cada experiencia y haciéndose mejor y más fuerte mentalmente con cada derrota.

¿Obsesión? ¿Alguien conoce alguna persona exitosa que no haya dedicado todo su empeño, su tiempo, y su vida a serlo? ¿Por qué los que dedican a mejorar su cuerpo se dice que están obsesionados? Cuando alguien encuentra aquello que ama hacer en la vida dedica un gran porcentaje de su tiempo a ello, ¿no es cierto?

Recién llegada a su nueva casa en Santa Mónica, Sheena ha dado un paso más hacia su objetivo, cambiar su lugar de residencia para seguir creciendo y aprendiendo, estar más cerca de donde pasan las cosas, esas cosas que ella quiere que pasen.

 

Hoy tenemos el gran honor de poder entrevistar a Sheena Jayne Martin y conocer un poco más acerca de ella.

Sheena, bienvenida a TC10 y gracias por dedicarnos parte de tu escaso tiempo a hacer esta entrevista.

 

 

Para aquellos que no conocen mucho de ti, ¿podrías decirnos quien es Sheena Jayne Martin?

Crecí en una pequeña ciudad en el sur de Nueva Zelanda. Creciendo, montando a mis caballos después de la escuela y escalando a los árboles, nunca me vi viviendo en una gran ciudad. Después de la facultad de derecho, me mudé al norte, pero di un par de pasos más antes de trasladarme al “gran humo” de Auckland en 2012.

 

Llaman a Auckland la “Ciudad de las velas”, un nombre realmente apropiado. Al igual que la ciudad de Auckland, todas las personas increíbles que han sido parte de mi tiempo aquí, realmente me ayudaron a descubrir mis velas.

 

Compré mi primera casa en Auckland, trabajé en el bufete de abogados más grande de Nueva Zelanda antes de dejar la profesión legal para perseguir mi pasión en la industria del fitness. Me casé y ahora no estoy casada. Comencé mi carrera como atleta amateur de bikini con la federación de Nueva Zelanda que me llevó a representar a mi país a nivel internacional. Tuve el honor de ser galardonada con mi estatus profesional como bikini y el resto, como dicen, es historia.

 

 

En la pequeña introducción que hemos hecho ya hemos adelantado algo de tu comienzo, pero ¿puedes contarnos como fue ese cambio que provocó el principio de tu nueva vida?

Pues he terminado haciendo lo que hago porque me negué a vivir una vida vacía de pasión. Como abogado, no tenía pasión, me sentía vacía. Fui a lo largo de la vida tratando de estar emocionada por mi “prestigiosa carrera” pero sencillamente no podía seguir fingiendo.

 

Decidí que una vida sin pasión era una vida que no quería vivir, y poco a poco fui dándole la vuelta todo. Renuncié a mi trabajo y encontré lo mío, mi pasión.

 

La pasión es cuando pones más energía en algo de lo que se requiere para hacerlo. Es más que sólo entusiasmo o emoción. La pasión es la ambición que se materializa en la acción para poner tanto corazón, mente, cuerpo y alma en algo como es humanamente posible.

 

Tomar una decisión tan importante en tu vida no tuvo que ser nada fácil…

Tenía que ser valiente. No había absolutamente ninguna garantía de que renunciar a mi salario como abogado para ser autónoma como profesional del fitness tendría éxito. Había invertido 4 años en obtener una matrícula de honor. Había hecho 4.5 años de trabajo duro en la profesión legal, el camino podría haber sido un desastre, pero sólo había una manera de descubrirlo. No estaba dispuesta a ser infeliz por más tiempo, así que me lancé.

 

 

¿Siempre has sido una persona con tanta determinación?

La incertidumbre solía asustarme, ahora me gusta. Cuando nada es seguro cualquier cosa es posible. Soy terca, trabajo duro, soy implacable y apasionada y cuando quiero conseguir algo pongo todo mi corazón y mi alma en lograrlo.

Todos estos rasgos los recibí de mi madre que me inspira cada día por lo incansable y apasionadamente que trabaja. Habiendo criado a 4 NIÑOS, casi todo por su cuenta, todavía trabaja 12 horas al día sin una sola queja. La veía llegar a casa a las 8.30 de la noche después de trabajar por lo menos 12 horas. Luego salía a la oscuridad y al frío para alimentar a los caballos. Me crie de esa manera, y si no me hubieran enseñado a trabajar jodidamente duro y no hubiera tenido un modelo a seguir como ella, no estaría donde estoy ahora mismo.

 

Y ahora que ya hace unos años que iniciaste ese camino, ¿es todo como tu esperabas?

Si me hubieras dicho hace 5 años que me convertiría en atleta profesional y podría representar a mi país en la competición más importante que hay, me habría reído.

El Mr. Olympia es el show más prestigioso, y siendo honesta, en la mayoría de Nueva Zelanda nadie comprende en realidad la importancia de este show y el privilegio que es ganar una plaza para competir en ese escenario. Estas son las olimpiadas del culturismo, esto es todo, este es el sueño.

 

Se suele decir que, si trabajas en aquello que te apasiona, nunca más volverás a trabajar, ¿es esa tu sensación ahora que haces lo que realmente te gusta?

Es gracioso, sabes que algunas personas piensan que es “poco realista” la idea de que si encuentras un trabajo que amas, nunca vas a trabajar otro día en tu vida. La gente asocia un trabajo como algo que “debe hacer” para ganarse la vida y pagar las facturas. En un momento de mi vida creí eso. Tuve que llegar a tener una cantidad extrema de infelicidad para poder liberarme de esa mentalidad.

 

No he “trabajado” un día desde entonces. Me comunico literalmente con mis clientes y trabajo en mis planes y negocios en cada momento libre, durante el cardio, entre mis series, a mitad de una comida. Lo doy todo en cada cosa que hago, pero nunca lo siento como un “trabajo”, no cambiaría nada.

 

Hemos leído en tus redes que tu objetivo es ganar Mr. Olympia, pero seguro que ese es el sueño de muchas chicas, ¿no tienes miedo de hacer público un objetivo tan ambicioso?

 

Mi objetivo de negocio es convertirme en un líder mundial en la industria del fitness, un líder inspirador y crear cambio, un líder que guíe a otros para vivir sus sueños con una mentalidad dominante y una creencia inquebrantable.

 

Mi meta dentro de la IFBB pro league es ser coronada Miss bikini Olympia antes de que me retire. Me rio de mí misma imaginándome con el pelo gris etiquetando mis publicaciones con #cantstopwontstop ¡rompiendo mi culo por ese título! Pero, en serio, mi sueño final es ser la mejor del mundo en mi deporte. Sé que es un gran sueño, es enorme, es completamente ridículo y esa es la forma en que elijo soñar.

 

 

No estoy interesada en sueños “ordinarios”, los sueños alcanzables no están en mi radar. Elijo soñar muy grande, incluso aunque parezca demasiado grande. Elijo establecer metas extraordinarias y hacer lo que sea necesario para aplastarlas. No le temo al fracaso, tengo más miedo a vivir una vida mediocre.

 

 

Aunque tus metas sean ambiciosas eres una persona muy cercana y se nota que la gente te aprecia mucho. ¿Como te sientes siendo una referencia para personas de distintos sitios del mundo?

Me siento verdaderamente agradecida de que tanta gente (y cada vez más) emplee su tiempo en enviarme mensajes, comentar mis redes sociales y pararme en el gimnasio o por la calle para felicitarme.

 

Lo que para mí es más gratificante es la cantidad de personas que dicen que “me merezco esto “, o que “me he ganado esto”, o que “he trabajado más duro que nadie para esto “.

 

No es la “victoria” lo que la mayoría de la gente reconoce. Es lo increíblemente duro y persistente que he trabajado para lograrlo. Es una sensación increíble tener tanta gente, muchos que ni siquiera conozco, decir que “me merezco esto más que nadie”.

 

La gente aprecia el esfuerzo. No son los premios lo que la gente reconoce, es el esfuerzo constante, honesto y agotador. Siempre he dicho que no me importa lo duro que tenga que trabajar, haré lo que haga falta para alcanzar mis metas. No quiero limosnas ni atajos o un camino fácil. Me voy a ganar esto.

 

Eres tu propio entrenador, pero ¿ha habido otras personas que te inspiren a lo largo del camino?

Comencé a competir en 2013 como un nuevo objetivo. No lo hice bien en mi primer show, pero esto empezó un incendio dentro de mí. Nunca he dejado de fijar metas más altas desde entonces y tratar de conseguirlas.

Estoy muy agradecida a la federación de Nueva Zelanda donde empecé por darme la oportunidad de competir por todo el mundo como profesional de la ifbb. Hay un hombre que ha sido mi gran apoyo en este deporte desde el primer día. Moe Elmoussawi vio potencial en esa tímida chica en 2013, de alguna manera me hizo sonreír y constantemente me ha desafiado a crecer. Ahora me siento honrada de llamarle amigo y tener su inquebrantable orientación y apoyo en mi carrera.

Nunca me regaló nada y tampoco yo hubiera querido eso. Por el contrario, Moe era la primera persona en decirme que yo no estaba a punto, o que necesitaba trabajar más duro. Él sabe que soy terca y constantemente me ha desafiado a crecer. Siempre voy a estar agradecida por eso.

Moe representó a Nueva Zelanda varias veces en el Olympia y logró hasta un increíble 9º lugar en el mundo. Puso a Nueva Zelanda en el mapa del culturismo y continúa así después de retirarse de la competición. Alguien tiene que continuar ese legado y estoy decidida a seguir demostrando que no hay límites en lo que puedes conseguir si das todo lo que tienes.

 

Este año has conseguido tu segunda clasificación para el Olympia después de ganar el prestigioso campeonato New York PRO y mostrando una gran evolución ¿Como ha sido este año para ti?

 

Todos saben que New York PRO el 20 de mayo fue mi 9º show EN 9 MESES. Yo estaba en preparación desde mayo de 2016 para el Olympia en septiembre. No he terminado hasta San Marino PRO en diciembre. Descansé en diciembre de 2016 un poco, antes de empezar de nuevo para marzo de 2017. Mi peso en el escenario en mayo de 2017 fue casi 9 kilos más ligero que en septiembre de 2016. Fue el resultado de romper mi trasero literalmente para venir más pequeña y más apretada. Se me cayó una tonelada de músculo de mis piernas de bailarina, de forma natural, haciendo 2 horas al día de cardio, la mayoría en las escaleras.

Necesitaba ganar un show para calificar para el Olympia 2017 y simplemente me negué a parar hasta que lo hice. No me hubiera gustado ir al Olympia clasificándome por puntos en los mejores 5 PUESTOS. Si no soy lo suficientemente buena para ganar un show, entonces no merecería haber estado en el escenario del Olympia.

 

Terminé con una medalla alrededor de mi cuello en 7 de esos 9 shows y en mi opinión, ninguno de ellos fue un “desperdicio”. Todo fue un viaje de mejora, si hubiera ganado de inmediato, no me habría visto obligada a seguir mejorando durante 9 meses. El 2º, 3º y 5º puesto en cada show fue exactamente el “no” que necesitaba para ser mejor.

 

De todas las cosas que han cambiado en tí desde que dejaste tu vida como abogado ¿de que parte te sientes más orgullosa?

 

Estoy orgullosa de los cambios físicos que he hecho, pero es la mentalidad que he desarrollado de la que estoy muy orgullosa.

Se necesita fuerza para derribar cada uno de los límites que una vez creíste que tenías, para forzarte a superar cada debilidad que pensaste que estaba arraigada en ti. Me he caído incontables veces. He fallado, he perdido, he llorado, he querido dejar de hacerlo. He sentido que no merecía estar donde estaba representando a mi país en el escenario internacional. Podría haberme rendido, pero no lo hice.

Insistí, apreté mis dientes y seguí trabajando incansablemente por un sueño que ni siquiera podía ver. Sabía que mis sueños eran “demasiado grandes” para mí. Pero me he forzado a ser la persona que necesitaba ser para llegar a ellos. Con cada gran sueño crecí, y soñé un sueño aún más grande.

 

 

Y hace muy poco tiempo has tomado tu última gran decisión (hasta el momento), hacer las maletas, dejar tu país e irte a vivir a Los Ángeles para acercarte más aún a tus sueños…

 

Estoy ridículamente emocionada por llegar a Los Ángeles y correr, no, mejor dicho esprintar, hacia mis sueños.

 

Quién habría pensado que la pequeña chica de ciudad con grandes sueños se iría a una  ciudad más grande aún por su cuenta, Los Ángeles, California, con las maletas de su vida.

 

Estoy agradecida de estar embarcada en este nuevo y emocionante capítulo de mi vida y mi carrera con recuerdos increíbles y lecciones de vida valiosas de mi tiempo en Auckland.

 

 

 Por último, Sheena ¿Qué consejo le darías a esas personas que no son felices con lo que hacen en su vida, pero tienen miedo a hacer el cambio que tu hiciste?

Decide qué es lo que quieres y pregúntate a ti mismo lo que estás dispuesto a hacer para lograrlo. Si tienes límites en tu voluntad de trabajar y tu compromiso con los “sacrificios” que te harán llegar a tus objetivos, entonces tal vez no quieras suficientemente ese cambio.

 

Sheena, me gustaría darte las gracias por esta entrevista, pero por encima de todo por la amabilidad que siempre me has demostrado, aunque eres una persona muy ocupada y enfocada en sus proyectos, y por la positividad y energía que transmites en cada una de tus palabras. Solo puedo desearte lo mejor en todos tus proyectos.

 

¿Te gustaría añadir alguna cosa más?

¡Solo quiero decirle a la gente que utilice su única y preciosa vida sabiamente! Persigue tus sueños y nunca te rindas. 💗

 

Sheena Jayne Martin

IFBB PRO Bikini Fitness

 

 

facebook instagram-new    

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies