Hace tiempo que teníamos una deuda pendiente con Sonia Rodríguez. Sonia se proclamó Campeona de España en la categoría de bikini fitness master hasta 163 cm en 2017 en Badajoz. Hoy por fin tenemos el placer de poder entrevistarla y conocer su trayectoria. Pero también como solemos hacer en TC10 intentaremos conocer que le implica llevar este estilo de vida.

Desde entonces no la hemos perdido de vista y la vimos también ente año en la preselección para los campeonatos de Europa y en su primera final de un campeonato internacional consiguiendo el 5º puesto en la Diamond Cup de Madrid.

Sonia bienvenida a TC10 y sobre todo felicitarte tanto por tu campeonato de España como por esa primera competición internacional.

 

 Aunque ya ha pasado tiempo nos gustaría que nos dijeras ¿qué significó en tu carrera ganar aquel campeonato de España?

Pues sí, casi hace un año ya. Para mi ganar el Campeonato de España, ha representado uno de los momentos que más ha marcado tanto mi vida personal como deportiva. Son de aquellos momentos en la vida que cuando los recuerdas y lo revives notas cosquillitas en el estómago y se eriza la piel. Es emocionante recordar el momento, cada instante de lo vivido en la tarima y revivir ese tiempo de emoción y alegría, compartido con mi pareja y mi hija y mi preparador. Cuando interiorizas y eres consciente de lo que has logrado, pues entonces te planteas si seguir, y avanzar y mejorar para plantearte un paso más.

 Después de eso ya te hemos visto probarte a nivel internacional ¿Cómo te has sentido en esa primera experiencia? ¿Notaste mucho la diferencia?

Mi primera experiencia en Internacional, en la “Copa Diamond” de Madrid, ha sido muy satisfactoria. A nivel de competición una vez te enfrentas a la tarima, las diferencias entre un campeonato nacional e internacional como competidora son mínimas, pues debes dar lo mejor de ti en la puesta a punto y en la puesta en escena. El contexto el mismo, tarima, y jueces.

 

Pese a mi escueta trayectoria en competición “fitness”, en cada campeonato he ido ganando confianza y seguridad en mi misma en la puesta en escena, porque este ha sido para mí, el aspecto más difícil de superar y controlar en esta disciplina deportiva.

Mi preparador, Alberto Galán, me decía que tenía que disfrutar en el escenario, pues no deja de ser la culminación y exhibición del duro trabajo que hay detrás de cada competidor/ra, así que me ha costado un poquito, quizá por mi carácter y mi forma de ser, disfrutarlo, pero en esta vida si pones empeño e ilusión, y quieres hacerlo, todo se aprende y se supera.

 

 

Después de esto ¿tienes planificados nuevos objetivos competitivos?

Si. Tengo nuevos objetivos para este año, contando con el apoyo de mi preparador, Alberto Galán. En noviembre me presentaré a la preselección del mundial en Madrid.

 

 

Nos gustaría volver al principio de todo esto y que nos dijeras como fue el principio de tu relación con el entrenamiento de pesas ¿Cuál fue la razón de empezar este tipo de entrenamiento?

 

Mi vida siempre ha estado vinculada con el deporte. He practicado diferentes disciplinas, de índole diversa. He practicado BTT y ciclismo de carretera, running de larga distancia, y ahora fitness. Unas disciplinas no tienen nada que ver con las otras. Cada una tiene procesos muy diferentes para llegar a la meta personal que te marques, pero al final todo se basa en lo mismo, en conseguir tu logro, tu reto, en llenar tu vida de motivación y de cosas que te ilusionen y te reporten.  A veces, echo un poquito de menos hacer trabajos cardiovasculares más prolongados y de mayor intensidad, porque es lo que he hecho durante muchos años, pero los he tenido que dejar en un segundo plano, para centrarme en el entrenamiento muscular, pues así se requiere en esta disciplina.

Me ha gustado probar y hacer cosas diferentes, la vida es demasiado breve para dedicarla a hacer siempre lo mismo.  Todos son experiencias vitales que suman para el desarrollo y la maduración de las personas.

 

 

 

¿Cuándo pensaste en la posibilidad de competir y que te motivó a ello?

 

Siempre me implico mucho en todo y acabo en competición, ya lo hice en otras disciplinas deportivas realizadas. Y en fitness no iba a ser menos. Cierto es, que cuando conocí a mi preparador, Alberto Galán, y nos marcamos los objetivos, siempre apostó por mi línea y condición física de centrarnos para afrontar algún nacional y puede que algún internacional. Deposité mi confianza en él porque así me lo transmitió. Y así lo hicimos. Para coger experiencia en el escenario, nos presentamos a varios campeonatos regionales de nuestra comunidad.

 

¿Cuándo empezaste tenías algún prejuicio o el miedo que tienen algunas mujeres de perder feminidad o como se suele decir “ponerte demasiado fuerte”?

 

Pues la verdad es que no, porque si practicas deporte de forma continuada, y de forma intensa, la condición atlética está ahí. Me gustan los cuerpos atléticos.  Me gusta la línea bikini, siempre me ha gustado, y es una versión de físico femenino que me gusta. Incluso me atrevería a decir que me gustan las líneas más marcadas y trabajadas en las competidoras.

 

 

 

¿Siempre fuiste una persona deportista?

De toda la vida, desde muy pequeña. Me lo fomentaron en el contexto familiar y después siempre he estado vinculada. El deporte te brinda muchas cosas positivas, crecimiento personal, superación y relaciones sociales. Pero de las relaciones que se palpan, que se sienten y de las que nacen vínculos hermosos.

Me gusta ponerme retos, y ofrezco todo lo que tengo en mí para afrontarlo. A modo de ejemplo correr una maratón, 42.195 Kms. durante 3 horas 30 minutos sin bajar el ritmo, para mí aquí está el reto. Llegas allí y eres una persona más entre las 20.000 que se han afrontado la prueba y cada una de ellas con motivaciones diferentes. El reto y la satisfacción personal están ahí en hacerlo y superarlo. Tantas otras aventuras con el ciclismo, pruebas durísimas, de esfuerzo muy prolongado, desafiando de forma constante a la mente. “El límite está en tu mente.”

 

Al final el físico que es lo que se muestra en esta disciplina es la culminación de todo el esfuerzo, sacrificio y dedicación que hemos invertido, y es el resultado de eso. Y eso es lo que el público debería de valorar.

 

 

¿Qué es lo más difícil en tu día a día de compatibilizar con llevar un estilo de vida fitness?… dieta, entrenamiento, trabajo, relaciones personales…

Como cada competidor/a poder conciliar cada una de las facetas de nuestras vidas no es fácil, cada persona tendrá su historia. Vas desafiando las agujas del reloj día a día, pero eso forma parte del logro al final. A mayor esfuerzo mayor satisfacción. Pero realmente si quieres puedes llegar al equilibrio. Conciliar trabajo, hija, obligaciones domésticas, a veces sacrificas horas de descanso, porque mucha más opción no queda.

 

 

 

¿En qué o quién encuentras el apoyo cuando llegan los momentos en los que la motivación no está al 100%?

En mi familia y en mi preparador. Sin ellos esto sería imposible, sin más. El apoyo de un preparador es FUNDAMENTAL, y crear un vínculo de confianza, para saber el punto en el que nos encontramos en cada momento, a diferentes niveles, es relevante y nos ayuda a afrontar cada competición. Y por otro lado la familia (pareja e hija), su apoyo, su paciencia, y su acompañamiento incondicional son INDISPENSABLES. Mi pareja siempre me acompaña en todos los propósitos que me plantee y disfruta con ello. Lo hizo en otras disciplinas que las compartíamos. Ahora incluso se está animando él.

 

 

¿Ha habido muchas personas de tu entorno “no fitness” que te han dicho eso de que estabas obsesionada por tu físico?

Verdaderamente, yo creo y si me permites, la importancia de las valoraciones que personas “no fitness” del entorno puedan hacer, es proporcional a la edad y la experiencia que tengo. Conforme he ido madurando encajo las valoraciones y críticas de forma muy diferente. Y supongo que me entiendes de lo que te hablo. Finalmente son opiniones. Puede que me justifique, si lo creo oportuno, con mis seres más queridos, pues a veces para atenuar la preocupación que pueda suscitar en algunos, ya que son totalmente ajenos a este estilo de vida.

 

 

En este tiempo de competiciones seguro que has tenido muchas divertidas anécdotas. ¿Hay alguna que recuerdes especialmente?

De los momentos más divertidos que he vivido, y como ya comenté anteriormente, que unos de los aspectos que más me ha costado superar en esta disciplina ha sido el “posing”, y en los campeonatos mi preparador se dejaba la vida, llamándome la atención al otro lado, para que sonriera, mostrara lo mejor de mí, me relajara, incluso en algún campeonato saltaba desde el público, alzando los brazos, para reclamar mi atención. Y tengo grabadas esas imágenes.

Detrás de una competición siempre hay una dura preparación y todo ese trabajo tienes que mostrarlo en tan solo unos minutos ¿Dedicas mucho tiempo a practicar tu puesta en escena?

Previo a los campeonatos unas semanas antes dedico casi a diario un tiempo a practicar la puesta en escena. Me han ayudado chicas muy expertas y profesionales en esto (Karla Ferve y Laura Sevillano, competidoras). Cómo me he ido superando en este aspecto, te pones en situación, corriges fallos, introduces algo nuevo y creo que cada una de las competidoras acabamos dando nuestro toque personal.

 

Te pueden hacer clases de “posing”, puedes ver videos, pero al final la esencia de cada persona se acaba manifestando, y yo creo que es en ese momento cuando lo estas disfrutando. Hay mucho trabajo también de conciencia. En la puesta en escena mente y cuerpo forman un binomio. Por eso es fundamental trabajar desde dentro lo que vas a mostrar ahí fuera.

 

 

Ahora que eres campeona de España, seguro que es más fácil decir que “todo mereció la pena” pero ¿Cuáles son las mejores cosas con las que te quedas de todo el camino recorrido en el mundo del fitness?

LAS PERSONAS. Conocer a gente, compartir experiencias con gentes y crear vínculos especiales, algunos que te han marcado y perduraran en el tiempo.

 

Para terminar Sonia, ¿qué te ha aportado a ti personalmente el llevar este estilo de vida?

Pues llevar este estilo de vida, para mí ha sido el “modus operandi” para conseguir mi logro, porque todo suma y a la vez todo resta, es decir, no puedes bajar la guardia, cada una de las áreas de la preparación (dieta, entreno y puesta en escena) cada una de estas tres porciones son indispensables, para alcanzar de forma exitosa el logro.

No obstante, siempre llevo un estilo de vida saludable, con una alimentación equilibrada y practico deporte. No es un estilo temporal para afrontar la competición. Digamos que es mucho más organizado, estricto y minucioso.

 

Sonia, te agradecemos el tiempo que nos has dedicado en esta entrevista y te deseamos los mayores éxitos en el futuro.

Si quieres añadir alguna cosa más…

 Estoy muy agradecida de que me hayas dado la oportunidad de compartir mi experiencia, y volver a revivir ciertos momentos. Al recordar, vuelves a tomar consciencia del camino para conseguir tu logro personal. La vida está formada de retos, es un reto constante.

 

 

Sonia Rodríguez

Bikini fitness master

 

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies