Hace tan solo unas semanas en los campeonatos del mundo de IFBB tuve la oportunidad de conocer a Maria Rosa Prieto, competidora representante de la selección española que además fue finalista en la categoría bikini fitness master y a la que vamos a conocer un poco mejor gracias a la siguiente entrevista.

Maria Rosa, bienvenida a TC10 y gracias por concederme esta entrevista y dejarnos saber un poco más sobre ti.

Antes de nada, quiero felicitarte porque acabas de ser finalista en todo un campeonato del mundo en un año tan difícil como este debido a la pandemia, algo que seguramente dificultó tu preparación para este campeonato.

Mucha gente decidió posponer su preparación este año debido a las dificultades ¿Cómo ha sido tu experiencia durante este año en tu preparación y como has ido adaptándote a todos los cambios de fechas donde nadie sabía realmente si habría competiciones ni cuándo?

Como tu has dicho, con mucha incertidumbre, pero yo desde febrero lo tenía claro y sabía que quería competir y aunque por las condiciones de marzo ya se podía intuir que hasta la segunda temporada no íbamos a poder hacerlo, lo planeamos para salir en septiembre, que luego lógicamente fuimos ajustando meticulosamente con el cambio de calendario. Para ello no paramos en ningún momento desde que comenzó en septiembre de llamar o mandar emails etc , a las federaciones regionales y nacionales para saber cuánto antes los cambios que se iban a cometer.

 

 Seguro que ser finalista del mundial fue una gran motivación y premio a todo el esfuerzo. ¿Cuáles son tus objetivos para el futuro?

Ha sido algo inimaginable, emocionante y enriquecedor, si me lo dicen hace 2 años y medio cuando empecé no me lo hubiese creído. Ahora mismo me conformo con volver a hacer pódium en un Nacional y volver a ser finalista en un mundial, europeo o incluso en el Arnold 2021

 

 

Vayamos al principio de todo esto para poder conocer mejor como has llegado hasta aquí ¿Cómo empezó tu relación con el mundo del fitness y el entrenamiento con pesas?

Yo empecé en este mundo hace ya muchos años con la intención meramente de superar las pruebas físicas para la oposición a la que me estaba presentando, una vez obtenido ese fin me encontré enamorada de este mundo. Es mi estilo de vida desde que tengo 20 años.

 ¿Has sido siempre una persona deportista y activa en general?

La verdad que he practicado todo tipo de deportes, desde natación, tenis, atletismo, gimnasia rítmica y siempre he estado haciendo alguna actividad física. Pero por muy duras, divertidas, etc que fuesen, nunca llegaron a motivarme como el mundo del fitness.

 

 

 

 ¿Qué fue lo que te hizo decidirte a dar el paso de subirte a un escenario y competir en bikini fitness?

Fue por varios motivos, uno el de volver a coger la línea física después de haber sido mamá de dos bebes y el otro por intentar romper una barrera que es el miedo escénico que tenía, ya que nunca me han gustado los escenarios o llamar la atención.

 

El estilo de vida del competidor necesita mucha organización para cumplir con tu dieta y entrenamiento, algo que para muchos es difícil de llevar.

¿Qué es lo más difícil para ti de hacer compatible en tu día a día teniendo en cuenta que además eres madre?

Aquí no hay otra más que quitarte horas de sueño, cuando llevas una vida en la que tienes tu trabajo, tu vida familiar, tus entrenamientos y tu negocio, las horas para organizarte todo lo referente al día siguiente las quitas del sueño, que por supuesto luego hay que suplir descansando en tus días libres, festivos, vacaciones…

 

 

Hay mucha gente que no entiende este estilo de vida y seguro que más de una vez te habrán dicho eso de “estás obsesionada” o incluso que esto de las pesas es malo. ¿Has tenido que pelearte mucho con eso en tu entorno o en tu día a día o te has sentido apoyada en todo este proceso?

Entiendo perfectamente esas situaciones,  las he sufrido en mi piel, pero ya a estas alturas de mi vida no pierdo mi tiempo en explicarles nada porque no van a razonar, simplemente sonrío utilizando una técnica que aprendí hace años que es que las palabras que salen de la boca de otros no cambian mi estado de ánimo, simplemente reflejan el suyo, que no es otro que las barreras que se imponen e intentan provocar en ti algo que ellos sienten. Una vez que consigues esto te vale para muchos aspectos de la vida.

 

 

 

El entrenamiento y la dieta es una parte muy importante, pero competir implica también muchas cosas más como ensayar las poses, usar el maquillaje y el peinado adecuado, el bikini, los complementos, perder el miedo al escenario… ¿Ha sido muy complicada para ti esta otra parte de la competición?

Para mí esta parte de la preparación es la más complicada. Soy exigente y realista ya que me gustaría ser peluquera, maquilladora, etc, para tenerlo todo más controlado, ya que me gusta en cada competición ver que realmente he mejorado en todo esto con respecto a la otra, siempre dentro de mis posibilidades. Con todo lo que ha sucedido y para este mundial necesité ayuda en todo. Miguel Cerezo, que no solamente hizo de jefe al que no se le discute ni una decisión, sino que me aportó toda su experiencia internacional para afrontar lo que es todo un mundial, el posing a cargo de Ivi escandar, peluquería y maquillaje de la mano de Yeli y su gente, etc..

 

Seguro que tienes cientos de anécdotas relacionadas con la competición, ¿recuerdas especialmente alguna anécdota o error de principiante?

Sí hay una que me marcó, que fuimos de listos intentando calcular la hora de salida a la tarima, fue en un Campeonato Noray, y como allí había luz de la calle y luz de la tarima pensamos que salíamos a una hora y preparamos un tinte super oscuro para que se nos viera bien con tanta luz y al final salimos más tarde, con lo cual la luz de la calle ya no estaba y sólo teníamos la del escenario por lo tanto se nos veía super oscuras.

 Has pasado por todos los niveles competitivos, regional, nacional e internacional, así que tienes una amplia experiencia como competidora y además con muy buenos resultados. ¿Qué consejo darías a una chica que está empezando y le atrae el mundo de la competición?

Que no lo deje, que los resultados no lo son todo, aquí mandan los sentimientos. Como me dijo una buena amiga como es Chari Guillén en mi primera competición, que si has subido a la tarima y sientes mariposas en el estómago esa es la señal, lo demás son trofeos para estanterías, los sentimientos son lo que te hacen vivir y disfrutar, yo dejaré de competir el día que no las sienta.

 

 

 Cuéntanos un secreto… cuando termina el campeonato y lo celebras con una comida libre… ¿cuál es tu preferencia para esa celebración?

Pasta con carne + Queso fundido + Tomate + Pan , pero sobre todo mucha carne con pasta, más pasta con carne , más carne con pasta

 

 

Y para terminar te preguntaré algo que siempre me gusta que las personas que llevan este estilo de vida compartan con todo el mundo.

¿Qué es lo mejor que te ha aportado personalmente el llevar este estilo de vida?

Valores, respeto y sobre todo disciplina en todos los ámbitos.

 

 

Muchas gracias Maria Rosa por compartir tu experiencia y dedicar parte de tu tiempo a hacer esta entrevista. Te deseo muchos éxitos en el futuro.

Si deseas decir alguna cosa más…

Que la gente no lo dude, si alguna vez han querido competir para ver que es el fitness de competición, adelante, van a disfrutar de este mundo y todo lo que ello conlleva.

Maria Rosa Prieto

Atleta IFBB Bikini Fitness