Ya estamos en verano y nos estamos preparando para aprovechar el sol e ir a la tan soñada playa.

Pero nuestro enemigo amigo el espejo nos enfrenta a la cruda realidad: el traje de baño no se nos ve tan bien como quisiéramos. Hay que hacer algo (y urgentemente).

La buena noticia es que sí se puede poner en marcha una “Operación Bikini” de forma saludable que te permita obtener los mayores resultados en apenas un par de semanas. Cierto, no vas a pasar de “gordo a galán” o de “rellenita a buenorra”, pero sí que puedes reducir la hinchazón del estómago y aplanarlo, quitarte unos kilitos de encima, y hasta bajarte una talla. Y eso, ya me dirás, no le cae mal a nadie.

Te cuento entonces cómo puedes hacerlo – y sin necesidad de dietas absurdas, pastillas o suplementos mágicos, ni aparatos interestelares.

Primer Elemento: Dieta

Tu dieta es responsable del 80% de tus resultados, así que comencemos por allí.

Si quieres perder peso rápido es importante cuidarte de no consumir una cantidad desorbitada de calorías, pero mucho más importante que es eso es hacerlo de la forma correcta.

Disminuir tus calorías diarias a un número fijo y demasiado bajo (por ejemplo 1200 calorías, o 1500 calorías – o lo que sea) simple y llanamente NO FUNCIONA. Y no funciona porque, en apenas un par de días, tu cuerpo se da cuenta de lo que estás haciendo y ajusta el metabolismo al nuevo número de calorías que le has establecido.

Esto quiere decir que aunque comas menos, no gastarás más calorías, ya que tu cuerpo se ha “adaptado” a la cantidad de combustible que le das.

Algo que funciona muchísimo mejor es hacer una dieta alternada. Es básicamente variar las calorías que comes a lo largo de la semana, pero manteniendo un déficit total al cabo de los 7 días.

Puedes hacerlo incorporando un protocolo simple de ayuno intermitente, o bien un ciclo de carbohidratos, en el que alternas días en los que comes bajo en calorías y con pocos carbohidratos, y días en los que aumentas la cantidad de carbohidratos en cada comida (en esta página explico una forma sencilla de hacerlo que yo enseño: Reto Dieta Express).

Este tipo de dieta, en la que te centras más en la calidad nutricional de los alimentos que en un conteo ajustado de calorías, es muy efectiva para mantener el metabolismo en buena forma y un ambiente hormonal propicio para la quema de grasas, regilando los niveles de insulina, leptina y grelina (las hormonas responsables de controlar tu apetito y el manejo de tus reservas energéticas).

Además no te aburres, comes las cosas que te gustan frecuentemente (por lo que evitas ataques de ansiedad) y no pasas hambre. ¿Qué más se puede pedir? 🙂

Si haces esto con el ejercicio adecuado, tienes una combinación ganadora.

Segundo Elemento: Ejercicio

Noticias: no necesitas pasar horas y horas en el gimnasio cada semana para obtener los mejores resultados.

Por supuesto que si puedes hacerlo y te gusta, hazlo. Pero acá estamos hablando de lograr resultados lo más rápido posible, y para eso no hay nada mejor que el entrenamiento por intervalos de alta intensidad (o HIIT por sus siglas en inglés – high intensity interval training).

Yo recomiendo un tipo especial de HIIT llamado JNL Fusion que es sumamente efectivo porque intercala ejercicios de musculación con ejercicios cardiovasculares intensos, 30 segundos cada uno, en sesiones cortas desde 10 hasta 45 minutos. En general recomiendo comenzar con 10 minutos (sobre todo a los principiantes) e ir construyendo desde ahí.

Independientemente del protocolo o enfoque de ejercicio que utilices (sea Insanity, Crossfit, Zumba, spinning, JNL Fusion, o incluso el running), lo realmente importante es que logres estimular la producción de hormona del crecimiento y testosterona (incluso en las mujeres), que son las hormonas encargadas de aumentar la quema de grasas y la reparación muscular. Y eso sólo lo lograrás con ejercicio de alta intensidad. La otra ventaja de hacerlo de esta forma es que sólo necesitas unos pocos minutos a la semana para comenzar a ver resultados.

Tercer Elemento: Motivación

Puede ser que te sea suficiente el verte en el espejo, o pararte en la báscula, o ponerte el pantalón sin que te apriete en la cintura. Pero, mientras esperas que esos resultados lleguen, vas a necesitar algo que te motive a mantenerte en el plan.

Lo mejor es contar con alguien externo a quien rendirle cuentas y que te acompañe, porque estar firme haciendo ejercicio constante y cuidando mucho lo que comes no es fácil. Sobre todo si no estás acostumbrado a hacerlo. Y más todavía si estamos en esta época del año en la que las salidas y quedadas con amigos y familia se imponen.

Así que búscate una persona o un grupo que se unan a ti en la carrera hacia el bikini y compartan las aventuras y desventuras de cuidarse más o menos estrictamente para subir unos grados de autoestima en este verano. Verás que la recompensa vale mucho la pena 🙂

 

MariCarmen Grisolia

Twitter AleBFitnessFacebook AleBFitnessweb

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies